Lapidaria, la Iglesia acusó a la clase política de "dividir un país"

Sus datos

Datos del destinatario